Inicio JAPON Suicidio de trabajador se debió a las largas jornadas de trabajo determinó...

Suicidio de trabajador se debió a las largas jornadas de trabajo determinó Inspectoría Laboral

90
Comparta.


Una oficina local de inspección de normas laborales ha reconocido el suicidio de un empleado de 43 años, del fabricante de máquinas y herramientas Sodick Co., como un accidente laboral causado por la depresión debida a las largas jornadas de trabajo. El hecho ocurrió en el año 2017.

Tomoo Oizumi había realizado 123 horas extras en el mes anterior a su muerte. El límite para declarar un caso como muerte por exceso de trabajo es de 80 horas extras al mes.

Cinco días antes de su muerte, el hombre fue severamente reprendido por un jefe acerca de un problema en la que no estaba involucrado, lo que la Oficina de Inspección de Normas Laborales de Matsumoto, en la prefectura de Nagano, señaló que ello podría haber desencadenado su suicidio.

Según el abogado Yutaka Iwaki, que representa a la familia del fallecido, Oizumi se encargaba de la reparación y el mantenimiento de máquinas en la oficina de ventas de la emresa en la ciudad de Matsumoto, que tiene su sede matriz en Yokohama y cotiza en la Bolsa de Tokio.

En mayo de 2016, el hombre empezó a hacer él solo el trabajo que normalmente realizaban dos personas, después de que un compañero fuera trasladado, y se convirtió en algo normal que hiciera muchas horas extras.


Durante una reunión interna celebrada el 21 de abril de 2017, Oizumi fue acusado de falsificar un registro de sus visitas a los socios comerciales para exigir fraudulentamente el pago de horas extras.

El hombre fue severamente interrogado por su jefe una y otra vez. Aunque quedó libre de sospecha después de que otro empleado comprobara que él no estaba implicado, su jefe no ofreció ninguna disculpa.

El 26 de abril del 2017, Oizumi desapareció con su hija mayor, Ena, que entonces tenía 7 años. Sus cuerpos fueron encontrados en un auto aparcado en una carretera forestal de la ciudad de Oguni, en la prefectura de Yamagata, el 7 de mayo. Se encontraron restos de carbón quemado en el interior del vehículo, y el caso fue cerrado como asesinato- suicidio.

La oficina de normas laborales reconoció que Oizumi desarrolló una depresión a principios de abril de ese año. Había realizado más de 80 horas de trabajo extra al mes en cuatro de los seis meses anteriores a su muerte, y el maltrato de su jefe fue el desencadenante de su decisión.
Resumen: Mainichi
Link de la noticia: AQUI


Comparta.