Inicio JAPON Investigadores extranjeros denuncian en Tokio racismo y que los han ”encarcelado”

Investigadores extranjeros denuncian en Tokio racismo y que los han ”encarcelado”

100
Comparta.

Investigadores extranjeros recibidos recientemente por una institución afiliada al gobierno japonés denunciaron que están teniendo que seguir unas normas de cuarentena más estrictas que las de la COVID-19 y han sido “encarcelados” en sus habitaciones de hotel desde su llegada a Japón.

Más de 50 investigadores que participan en un programa de la Japan Foundation no pueden salir de sus habitaciones en absoluto durante los 15 días siguientes a su llegada a Japón y los guardias de seguridad están vigilando para atrapar a los infractores de las normas, dijeron esas personas.

Ellos llegaron a Japón el 28 de octubre y se alojan en un hotel cercano al aeropuerto de Narita, cerca de Tokio, para pasar la cuarentena.

Su entrada fue aprobada como una excepción, ya que Japón mantiene las restricciones de viaje debido a la pandemia. Pero las normas provocaron la reacción de algunos investigadores participantes, que lo compararon con el hecho de ser mantenidos en una “cárcel de lujo” o lo describieron como un caso de “xenofobia”.

En respuesta a la propagación del nuevo coronavirus, Japón ha impuesto estrictas restricciones a los viajes, al igual que hicieron otras naciones. Pero Estados Unidos y los países europeos las han suavizado para aceptar a los investigadores extranjeros en medio de una mejora de la situación del COVID-19.

La Fundación Japón, afiliada al Ministerio de Asuntos Exteriores japonés, lleva a cabo programas de intercambio cultural en todo el mundo e invitó a los investigadores de estudios japoneses del extranjero.

Un funcionario de la Fundación reconoció que se trataba de “una condición previa”, que lo aceptaron y que así fue establecido por las autoridades japonesas competentes y que debía cumplirse para que el programa pudiera reanudarse.

Japón ha establecido un periodo de cuarentena de 14 días para quienes entren en Japón, independientemente de su nacionalidad, y se les pide que se abstengan de realizar salidas no urgentes.

Los investigadores tuvieron que firmar una declaración jurada, según el cual no se permite ninguna salida, ni siquiera salir a pasear o hacer compras, y sólo permanecerán en una habitación asignada. No es requisito si se han vacunado o no.

Las personas totalmente vacunadas pueden poner fin a la cuarentena si dan negativo en una prueba voluntaria en el décimo día en Japón, excluyendo el día de llegada, según las normas del gobierno.


Pero una de las fuentes dijo que la Fundación ha instado de hecho a los investigadores a permanecer en el hotel hasta que finalice el periodo de 15 días, sin que se realice dicha prueba el décimo día, diciendo que si dieran positivo tendrían que asumir los gastos necesarios ellos mismos a partir de entonces.

Preguntado por la necesidad de que los investigadores sigan normas más estrictas, un funcionario de la sede gubernamental sobre la respuesta de COVID-19 dijo: “No conocemos los casos individuales”.

“Quiero salir de la habitación para dar un paseo o comprar alimentos al menos una vez al día”, dijo uno de los extranjeros.

Otro investigador dijo que es uno de los peores casos de “racismo”, y añadió: “Japón se está deshonrando a sí mismo en su historia contemporánea”.
Resumen: Tokyo Shimbun
Link de la noticia: AQUI


Comparta.