Inicio JAPON Confirman la cadena perpetua (prisión indefinida) a hombre que asesinó a niña...

Confirman la cadena perpetua (prisión indefinida) a hombre que asesinó a niña vietnamita. Chiba

2579
Comparta.


Un alto tribunal japonés confirmó la condena a cadena perpetua impuesta a un hombre por un tribunal inferior por el asesinato en el 2017 de una niña vietnamita de 9 años, rechazando la apelación de la defensa de que las pruebas de ADN fueron recogidas por medios ilegales.

El Tribunal Superior de Tokio rechazó la apelación de Yasumasa Shibuya, de 49 años, ex jefe de un grupo de padres de la escuela primaria Mutsumi Daini, en la ciudad de Matsudo, al considerar que las pruebas recogidas y utilizadas para condenarlo por el asesinato de la niña Le Thi Nhat Linh, que era una alumna de tercer grado en la escuela, eran admisibles y válidas.

◉ Continúa los llamados a boicotear productos de DHC debido a racismo. La empresa japonesa de cuidado de la piel se enfrenta a una reacción en internet y a un boicot tras los comentarios racistas de su director general. Vea >>AQUI

Según la sentencia del Tribunal de Distrito de Chiba de julio de 2018, Shibuya secuestró a Linh con su vehículo mientras la niña se dirigía a la escuela el 24 de marzo de 2017, y luego de agredirla sexualmente y estrangularla abandonó su cuerpo cerca de una zanja de drenaje en la ciudad de Abiko, dos días después.

Shibuya se desempeñaba como voluntario por las mañanas y a la salida de la escuela en la protección de los menores camino y al salir de la escuela. Su hijo estudiaba en la misma escuela.

El asesino interceptó a la niña camino a la escuela. Se piensa que subió al auto con engaños y posiblemente la niña accedió a subir al vehículo al reconocerlo como un hombre que protege a los niños al verlo siempre cerca a la salida de la escuela. Debido a que todo fue planeado, en el primer juicio la fiscalía había pedido la pena de muerte para Shibuya.

El tribunal de distrito condenó a Shibuya a cadena perpetua sobre la base de que se encontró un ADN que coincidía con el suyo en el cuerpo de la víctima, mientras que el ADN de la sangre hallada en su vehículo coincidía con el de la menor.


Pero en el juicio celebrado el pasado mes de noviembre, el equipo de la defensa argumentó que los objetos utilizados para el análisis de ADN (colillas de cigarrillos) debían excluirse de las pruebas, ya que se obtuvieron sin una orden de registro. Pidieron que se anulara la sentencia y que se absolviera a Shibuya.

Los fiscales replicaron que el método de investigación era legal, ya que las colillas habían sido desechadas por Shibuya y se encontraron entre la basura arrojada por el acusado en un lugar de depósito de deshechos, y que estaba abierta al lado de la calle.

Las colillas de cigarro, consumido por Shibuya, ayudaron a identificarlo.


Comparta.