Inicio JAPON Ciudad no compartió información de niño asesinado a pesar de huellas de...

Ciudad no compartió información de niño asesinado a pesar de huellas de maltrato. Osaka

39
Comparta.


La Municipalidad de Settsu-shi, en la prefectura de Osaka, no compartió información sobre el posible abuso de un niño de 3 años con el Centro de Consulta Infantil antes de que el menor muriera este año al ser expuesto a agua hirviendo, informa el diario Mainichi.

El niño, Orito Niimura, murió tras ser expuesto a agua extremadamente caliente en agosto, lo que llevó a la detención de la pareja de su madre, que ha sido acusado de asesinato.


La Ciudad había obtenido información de la guardería donde asistía Orito, a mediados de junio, sobre un hematoma alrededor de su oreja izquierda, lo que hizo sospechar que se trataba de una agresión en casa, pero la Ciudad no preguntó a la madre y tampoco compartió esta información con el centro local de Consulta Infantil.

“Si hubiéramos tomado medidas inmediatas, cabría la posibilidad de que se habría descubierto que el niño era abusado”, comentó un funcionario municipal.

Se dice que las heridas cerca de la cabeza apuntan a un riesgo de abuso y el comentario del funcionario sugiere que la ciudad puede haberse equivocado al juzgar que la situación no era urgente.

Según el Gobierno Municipal de Settsu, la guardería le informó el 15 de junio de que Orito había sido visto con un hematoma alrededor de la oreja izquierda a mediados de mayo, y que su madre les había dicho (a la guardería) que no sabía cuándo había aparecido.


La Guía del Ministerio de Saludd, Trabajo y Bienestar Social, para contratrrestar el maltrato infantil, estipula que las lesiones de las que se desconocen las circunstancias suponen un alto riesgo de maltrato, por lo que debe recabarse información en una fase temprana. En particular, las lesiones en la cabeza y rostro de los bebés son “altamente peligrosas” y “a menos que haya información que descarte claramente la posibilidad de maltrato, es necesario poner al niño, en principio, bajo custodia protectora”, se afirma en la Guía y es lo que se debió hacer.

Sin embargo, el gobierno municipal no se contactó con la madre de Orito, ni comprobó directamente sus lesiones o el estado del niño.

El gobierno municipal celebró una reunión con el Centro infantil de la ciudad de Suita, un centro de consulta infantil de la prefectura de Osaka que tiene autoridad para proporcionar protección temporal, pero un representante del Centro dijo: “La información no se compartió en forma de registros en la reunión. Es la primera vez que nos enteramos del hematoma alrededor de la oreja izquierda”.


En cuanto a la razón por la que no se investigó, un funcionario dijo: “No lo sabemos porque no tenemos registros”.

Por otra parte, el 13 de octubre, la fiscalía del distrito de Osaka acusó de asesinato a Takumi Matsubara, un desempleado de 24 años que tenía una relación con la madre de Orito y vivía con ellos.

Según los investigadores, Matsubara negó inicialmente los cargos, pero posteriormente se acogió a su derecho a guardar silencio. Es sospechoso de haber bañado al niño, hijo de su pareja, con agua extremadamente caliente lo que le causó la muerte.
Resumen: Mainichi
Link de la noticia: AQUI


Comparta.