Inicio JAPON Antiguas enfermeras regresan para ayudar a administrar vacunas en Japón

Antiguas enfermeras regresan para ayudar a administrar vacunas en Japón

249
Comparta.

La vacunación contra el nuevo coronavirus se puso en marcha con mayor énfasis y el gobierno se fijó el objetivo de un millón de inyecciones al día informa el diario Yomiuri.

Se celebraron sesiones de formación en todo el país sobre cómo administrar las inyecciones de la vacuna, en las que participaron ex- enfermeros/as.

El uso de este tipo de personal forma parte de los esfuerzos de los gobiernos central y municipalidades por conseguir suficiente personal para realizar las inoculaciones.


Unas 30 personas, la mayoría de ellas enfermeras que no trabajan actualmente en una institución médica, participaron en una sesión de formación en la sala de la Asociación de Enfermería de Tokio en el distrito de Shinjuku, Tokio. Se utilizó agua como sustituto de la vacuna COVID-19 y se inyectó en un brazo falso con una jeringa.

Una mujer de 53 años del distrito de Suginami, en Tokio, solía trabajar en un hospital, pero lo dejó tras casarse hace unos 10 años. “Pensé en ayudar a los pacientes con síntomas leves que se recuperan en los hoteles, pero me resultaría difícil hacerlo durante un periodo prolongado”, dijo. “Pero puedo participar en las vacunaciones durante un corto periodo de tiempo”.

Según la asociación, en Tokio trabajan actualmente 130.000 enfermeras, y hay unas 70.000 ex enfermeras.

No haga hoy lo que puede dejar para mañana… No se trata de una versión equivocada de la popular y sabia frase, pero es una forma original de decir que a veces es preferible permitir que reposen las ideas y propósitos, y dejar algunas tareas o decisiones para más tarde, en vez de precipitarse. Vea >>AQUI

En la prefectura de Osaka, la Asociación de Enfermería de Osaka celebró seminarios para ex enfermeras, a los que asistieron 847 personas hasta el viernes 7. Un 90% de ellos han expresado su deseo de ayudar en la vacunación y se espera que sean enviados a los 38 municipios de la prefectura.

Una mujer de 38 años que dejó su trabajo como enfermera hace seis años dijo: “Sigue siendo difícil trabajar en un hospital, pero puedo hacer menos horas. Quiero ayudar a contener la pandemia”.
Resumen:
Link de la noticia: AQUI


Comparta.